Cubanálisis El Think-Tank

SÍNTESIS BIOGRÁFICAS DE MIEMBROS DE LA NOMENKLATURA. SUS CARGOS Y TAREAS ACTUALES DESPUÉS DE LA PROCLAMA

 

 

 

 

 

                       

 

            RICARDO ALARCÓN DE QUESADA

 

 

 

 

 

Nació en la ciudad de La Habana, el 21 de mayo de 1937, hijo de una familia de clase media. Desde 1955 comenzó a militar en el Movimiento 26 de Julio. Colaboró en las actividades organizativas del Directorio Revolucionario. Trabajó con la FEU y participó en las luchas universita­rias desde 1954 hasta el cierre de la Universidad en 1956.

 

Fue coordinador provincial en La Habana de la Sección Estudiantil del M‑26‑7, creada para agrupar a los estudiantes del Movimiento y fue dirigente del Frente Estudiantil Nacional (FEN), organizado para coordinar la lucha del estudiantado. Realizó diversas tareas revolucionarias que le encargó su organización.  Participo en la huelga estudiantil de 1958 y en la huelga del 9 de abril.  Desde febrero de 1958 tuvo que pasar a la clandestinidad, continuando así sus actividades revoluciona­rias.

 

En los años 1959 a 1961 participó en el proceso de depuración y reforma de la Universidad de La Habana,  que fue dirigido por Rolando Cubelas y donde Rene Anillo y Alarcón se identificaron con Raúl Roa García, a la sazón Decano de la Facultad de Ciencias Sociales.  Fue fundador de las Milicias Universitarias y estuvo movilizado en 1960 cuando el cambio de poderes en los Estados Unidos, al igual que durante Playa Girón y la Crisis de Octubre.

 

En 1959 fue Vicepresidente de la FEU y en los años 1961 y 1962 reemplazó a Rolando Cubelas en esas funciones.  Fue fundador y dirigente del Movimiento Juvenil Cubano y luego en la creación de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR), de la cual fue miembro de su Dirección Nacional.  También integró el Consejo de Dirección de la revista Mella y fue electo en 1962 miembro del Buró Nacional de la UJC y designado Secretario de Relaciones Exteriores.

 

A pedidos de Fidel Castro y desde mediados de 1959, Alarcón introduciría un programa de televisión llamado "Ante la Prensa", donde fungiría como moderador, y que seria utilizado por Fidel, el Che, Raúl y Dorticós constantemente, para hacer públicos los pasos y medidas que el gobierno asumía.  Ello concedió a Alarcón relaciones directas con la cúspide del poder y se transformó en una figura conocida del país.

 

Alarcón se unió al ala pro‑fidelista del Directorio, en momentos de la pugna entre esta organización y el M‑26‑7.  Asimismo fue eje promotor en la desaparición del periódico del Directorio, La Calle, y criticó dura y públicamente la renuncia "en masa" de un grupo del Directorio, encabezado por el comandante Guillermo Jiménez (Jimenito) que tuvo lugar en el MINREX, a raíz de un choque entre esta facción y el vice‑ministro raulista Carlos Olivares Sánchez.

 

A raíz de la Crisis de Octubre, muchos funcionarios del MINREX, procedentes de la vieja guardia del PSP mostraron su desacuerdo con las críticas veladas o públicas que Fidel Castro ejercía contra la URSS.  A nombre de Castro, Roa realizo una purga en el MINREX, quedando entre ellos vacante el cargo de Director del DALA, la poderosa dirección que dirigía y coordinaba con Manuel Piñeiro, las actividades cubanas hacia América Latina.

 

Fidel Castro propuso a Roa a Ricardo Alarcón para ese cargo, con el cual sostenía buenas relaciones. Así, desde 1962 a 1966, ocupó el cargo de Director de América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores. Asistió en la delegación cubana a los No Alineados de El Cairo en 1964, como asesor del presidente Osvaldo Dorticós. 

 

Alarcón se transformó en el favorito de Raúl Roa, y constantemente era solicitado por el Che Guevara y Fidel Castro para discutir la política norteamericana, de la cual se convirtió en un experto. Luego, en 1966, participó junto a Osmani Cienfuegos en todo el trabajo organizativo para la Conferencia Tricontinental, y luego la de la OLAS, en La Habana.  Alarcón se integró a un pequeño grupo de íntimos de Roa, en los cuales figuraban Rene Anillo, "Raulito" Roa, Carlos Martínez Salsamendi y Rogelio Montenegro.

 

Para fines de 1966, fue designado Embajador Representante, con carácter permanente, de Cuba ante las Naciones Unidas, designación de importancia, pues Fidel Castro dirigía personalmente y en detalle esta misión. Con frecuencia, despacharía con Fidel y con Celia Sánchez.

 

Integró las filas del Partido Comunista en 1971.  Ello no puede considerarse una "integración tardía" pues para el MINREX existía la política de no crear una célula del Partido Comunista, debido a la exigencia directa de Raúl Roa, a lo cual accedería Fidel Castro pese a las airadas protestas de Raúl y Ramiro. No seria hasta 1971 que el PCC se crearía en el MINREX.

 

Al ser designado Carlos Rafael Rodríguez como viceprimer ministro para el área exterior e Isidoro Malmierca como su canciller, Carlos Rafael no impuso en toda la esfera exterior un nuevo equipo, sino que integró como suyo el equipo de diplomáticos experimentados que Raúl Roa había pulido. Alarcón siempre sería el mas descollante.

 

Se destacaría por haber propiciado las relaciones de Cuba con el Perú de Velasco Alvarado, con Omar Torrijos en Panamá, Eric Williams en Trinidad Tobago, y Michael Manley en Jamaica. Fue eje en el ingreso de Cuba al CARICOM

 

A fines de 1975, Alarcón informó oficialmente la presencia de cubanos en el conflicto angolano, llegando a admitir que fuerzas cubanas se hallaban en suelo angolano tan temprano como marzo de 1975, seis meses antes que las del África del Sur.  Alarcón, además, asesoró a Fidel Castro en todo el proceso de acercamiento a la "comunidad cubana en el exilio".

 

En abril de 1978 fue promovido a Viceministro del MINREX. Siendo Embajador de Cuba ante la ONU, desempeñó el cargo de Embajador en Trinidad-Tobago  y Bahamas unos años mas tarde.  Todos estos cargos los abandonó al convertirse en Viceministro del MINREX.

 

Fue comisionado por Fidel Castro para organizar todo el aspecto "legal" alrededor de los sucesos de la Embajada del Perú y el éxodo del Mariel en 1980. Supervisó los centros de procesamiento para la salida del Mariel y fue el encargado de emitir los "salvoconductos" para los que se hallaban en la Embajada del Perú.  Estuvo negociando con el gobierno de Costa Rica los inicios del puente aéreo que duraría poco tiempo.

 

Es una persona de gran inteligencia, conocedor en detalle de la política internacional y ha intimado con muchos jefes de estado. Es un especialista en la política norteamericana, de la cual era principal consejero de Fidel Castro. Ha encabezado las delegaciones cubanas que desde mediados de los setenta han establecido negociaciones publicas o secretas con el Departamento de Estado de EEUU; asimismo, es uno de los pocos que participaba en todas casi todas las entrevistas que Fidel Castro sostiene con funcionarios y personalidades norteamericanas.

 

Es el funcionario cubano mas calificado en el área de las Convenciones de Tratados y Acuerdos Internacionales.  Ha sido el redactor de casi todos los Tratados y Acuerdos del gobierno cubano. Fue el eje principal en los famosos acuerdos sobre la piratería aérea Cuba‑EEUU, y promotor de las relaciones diplomáticas con Washington. Ha tenido entre sus tareas presionar a los funcionarios norteamericanos para la suspensión de las transmisiones hacia Cuba de Radio y TV Martí.  En la actualidad, desde hace varios años, coordina la campaña a favor de la liberación de Los Cinco espías de la Red Avispa.

 

Nunca ha contado con el apoyo total de Raúl Castro, aunque no ha sido su enemigo. No ha sido un miembro de los servicios secretos cubanos, pero debido a su cargo, ha tenido que coordinar y cooperar con los mismos en diversas ocasiones.

 

Es miembro del Buró Político y Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP). Desde la Proclama del 31 de Julio ha sido el “vocero” más activo en relación con la “recuperación y la mejoría” de la salud de Fidel Castro.

 

Como Presidente de la ANPP, le correspondió "legitimar" la "elección" de Raúl Castro como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.